domingo, 26 de enero de 2014

Ukrania: otra de rebeldes por la democracia

Hace casi 10 años de la revolución naranja. En el Libano fue la revolución de los cedros.
Pero ahora tenemos otra revuelta en Ukrania con muy mala pinta.

Contextualizando la situación en Kiev, no habría que olvidarse que en Tailandia están igual, que en Egipto siguen peor, que en Libia le están dando la vuelta a la tortilla, igual que en Siria.

Nos venden otra vez que es una revuelta por ideales superiores como los que han vendido siempre: es que no hay otros. Libertad y Democracia ( aunque sean redundantes?).

Lo que está ocurriendo en Ukrania, se parece poco a lo que vienen calificando como revueltas pacíficas.
Como las de Siria hace 3 años.

Echando la vista atrás y para recordar, en el inicio, lo que fueron manifestaciones pacíficas, derivaron en muy poco tiempo en gente armada, violenta, y saldos bestiales de agentes de la autoridad heridos y muertos, así como civiles. Es decir, en ambos lados moría gente sobre todo cuando empezaron las armas de fuego desde los tejados.

Al inicio, como siempre, la policía parecía inoperante. O mejor dicho, no sucumbía a las provocaciones.
En Kiev es igual, y da miedo verlo. Ver la violencia que existe, que en cualquier momento puede derivar en no se sabe qué.
No es casualidad.
Ex-república soviética y granero de Europa, el monstruo de la UE se la quiere comer. Pero alguien sensato y  que se resiste a pactos con la sionista e imperial UE, no puede vivir en paz, y corre el peligro de todos los que no se doblegan.
Rusia está cerca. Es socio histórico, y por ello es una doble jugada. Ganarse Ukrania como botín ( seguro que el del santander disfruta también) y además putear a Rusi por lo de Siria, y abrirle otro frente en el Oeste.
Jugada maestra, aunque como siempre, estas guerras de cuarta generación, lo único que sirven es para que muera gente y se destruyan paises en pos de unos beneficios de un sistema que se desmorona.
Esta huída hacia adelante del imperio y los poderes económico-militares no puede traer nada bueno.

Los ejemplos están al principio de este post. Los resultados se están viendo.

En este video se ve la virulencia de los asaltantes.
Ojo, que la jugada se las trae: para derrocar sistemas y sembrar el caos, la gente se puede manifestar y no se les puede reprimir por mucho que se desée. Pero el corolarios, es que en lo paises amigos y que ya han sucumbido, no se puede manifestar la gente, y sí se les puede reprimir hasta la saciedad. Es más: se puede y debe legislar para que todo quede como una dictadura que muchos conocen.

video


No hay comentarios:

Publicar un comentario