domingo, 26 de octubre de 2014

Chemtrails: nos envenenan a escala global

Ha habido mucha polémica al respecto pero jugando siempre con la inocencia y la falta de conocimiento.

Los Chemtrails son estelas que dejan aviones, sí, pero no todos los aviones. Y no todas las estelas son iguales.

En aviones normales:
El efecto de la combustión de una turbina ( motor a reacción)  genera vapor de agua y mezcla de CO2 que a esas alturas y a unos -50 grados celsius se congela en microcristales, que tardan pocos minutos en fundirse y difuminarse en el cielo.
Sí, es nocivo pero ni mucho menos que lo que sigue, y aún así dudo que esto sea parte de la cacareada teoría del calentamiento global y el agujero de Ozono.
Esto es lo que se llama Comtrails o ( estelas de combustión)

En aviones asesinos:
No son aviones normales, porque son fumigadores de gran altitud. Los pequeños son las avionetas que vuelan a menos de 10 metros del suelo fumigando para matar insectos de un sembrado.
Estos vuelan a miles de pies para fumigarnos a todos.
El compuesto exacto no lo sé, pero básecamente es a base de aluminio.
Así, las estelas no son iguales sobre todo en cuanto a su duración en el tiempo: no desaparecen pues hay un compuesto sólido que se tiene que esparcir.

Ya tenemos un veneno, o por lo menos, un agente dañino en toda la atmósfera, y esparcido por doquier.
Si a eso le unimos el HAARP, y como manipular la atmósfera, los vientos, las nubes y más elementos, estamos ya hablando de geoingeniería.

Claro que muchos van a pensar que eso es una locura y otra teoría conspiranoica. Pero me temo que esas teorías no los son: son de hecho prácticas a la luz del día, pero cual borregos, la gente está desinformada, y la propaganda maneja y manipula todo.

Haarp es real igual que los Chemtrails ( o estelas químicas). Está a la luz del día ver ciertos fenómenos nunca vistos antes. Los vídeos están en youtube y vienen  de muchas partes del mundo.
Además de esos fenómenos hasta la NASA ( una gran corporación con muchos intereses) está asignando nuevas nomenclaturas a las nubes y encima meterlas en el sistema educativo para que forme parte de la normalidad, cuando antes había nubes bajas medias y altas, tipificadas en cúmulos y estratos amén de los nimbos ( cumulo nimbos y nimoboestratos).

Si en California ya está preocupados y parece que hay esperanza en la raza humana y en gentes que piensan, tienen conocimiento y observan y estudian:


En España ya hay noticias e inquietudes al respecto:


Un articulo muy interesante para leer en español es el de "Rafael Yus Ramos" en la revista nº 82 de la revista Ecologista.
Y como siempre, la verdad está ahí fuera.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Termodinámica militarista

Parece que hay una industria que nunca está en crísis, sino que vive de ellas.
La militar.
El mundo anda como el culo en todos los sentidos, y tanto la "economía real" como la irreal, es decir los mercados lo saben, y por eso están nerviosos y hace nada cayeron todas las bolsas.
Sí, caen las bolsas, pero hay ciertas empresas que no caen, sino todo lo contrario: suben. Cotizan más, y tienen más beneficios.
¿Cuales?


Venga, esta es fácil, es la de siempre: las industrias militares.
A parte de la estafa, estilo burbuja inmobiliaria, hay más.
Claro que cuando hablamos de negocios y de mercados, la industria militar igual que otra, hace lo que debe para seguir funcionando.
En esa dinámica, hay que crear necesidades para que se consuma el producto idóneo necesitado.
Es curiosos en ese sentido que hay necesidades que no interesa cubrir, sin embargo, la muerte se lo lleva todo, por delante.
El negocio de la muerte es el más beneficioso.
Hay que invertir en muerte.
Esto es un cíclo termodinámico al fin y al cabo. Es necesario que haya guerras, que se necesiten armas de todo tipo, que la gente se mate, pero además que se menta muchos países a soltar armas, bombardeando, armando, entrenando y toda la mierda necesaria para que ese ciclo continúe.

No voy a ir muy lejos, pero cuanto se gastó la OTAN en Libia? Y ya no me refiero a lo legal sino a las cuentas en negro.
Libia cae. Un país con su arsenal. Ese arsenal se transfiere por arte de magia a Siria e Irak. Pero no basta, porque resulta que los monos que las usan no dejan de ser ratas que además drogan. Eso sí, sirven para la termodinámica.
Más de 3 años de guerra en Siria, donde hay infinidad de países involucrados. Gastando pasta. Y muchos, además de que pueden, lo quieren y necesitan, como todas esas democracias golficas.

Hay que considerar que en termodinámica, un factor fundamental es el rendimiento.
En el caso de Siria, el rendimiento es bajo. Muy bajo. Los tejemanejes políticos buscando eficiencias no rinden a la industria militar.
Ni se cumplen objetivos políticos ni militares ( en apariencia). Ahí empieza la burbuja.
Es necesario más trabajo, más inversión. Y héte tú, que a los que hemos armado con todo en secreto ( claro, eso no se puede decir, pero sí que está en algún balance), hay que matarlos.
Bueno, es un eufemismo: porque no se pretende que desaparezcan, como la fricción sino todo lo contrario. Es necesaria más fricción, menos rendimiento para engatusar a unos cuanto países fuera de toda legalidad para que se gasten los cuartos en más armas, más municiones y más juguetes militares, para bombardear a los mismos que por otro lado compran armas a los que supuestamente van a matar.

¿Podría ser un ciclo infinito?

La ciencia dice que no. La realidad dice que tampoco. Pero lo que está claro que el negocio es lucrativo y mucho.
Ni comisiones ni prebendas. Un misil tomahawk cuesta millón y medio de dólares. Los misiles aire suelo un pastizal, las municiones, los aviones, las tropas, los tanques, todo, todo eso cuesta una pasta gansa.
Y eso lo producen pocos, pero muchos lo tienen que comprar para cumplir.
como no cumplen, tienen que comprar más.
Para los que no hayan aún entendido: los EEUU combaten a EI desde el aire con alta tecnología muy cara. Inefectivo. La coalición igual.
Es la maqueta perfecta si Rusia la juega. Porque como reacción armará más y mejor a Siria. Mientras tanto la OTAN y la UE alimentan la única industria americana que funciona porque no les queda otra: la militar.



Cuando este ciclo de calentamiento termine, con todo destrozado, empezaría el ciclo frío de reconstruir, pero eso aún está por llegar.

Entre Boing, Lockheed , BAE, Northrop Grumman, General Dynamics, se lo comen todo en las fuerzas militarista norteamericanas, además lo exportan, y los imbéciles de otros países, no sólo compran la filosofía, sino las armas también.

Mientras muera gente hay negocio, pero que muerna los civiles, no los que usan armas.
Y luego que vengan con democracia, paz y derechos humanos.

viernes, 17 de octubre de 2014

Iran hace jaque con los kurdos

por Eric Draitser




In the midst of the war against ISIS (Islamic State) now taking place in both Iraq and Syria, a possible shifting of alliances that could fundamentally alter the balance of power in the region is taking place, and no one seems to have noticed. Specifically, the burgeoning relationship between the Islamic Republic of Iran and the semi-autonomous Kurdistan region of Northern Iraq has the potential to remake the political landscape of the Middle East. Naturally, such a development is part of a broader geopolitical gambit by Iran, and it will have significant ramifications for all regional actors. However, it is Turkey, the gulf monarchies, and Israel that potentially have the most to lose from such a development.

While Iran has long-standing disputes with elements of its own Kurdish minority, it has demonstrably taken the lead in aiding Iraqi Kurds in their war against extremist fighters loyal to ISIS. As Kurdish President Massud Barzani explained in late August, “The Islamic Republic of Iran was the first state to help us…and it provided us with weapons and equipment.” This fact alone, coupled with the plausible, though unconfirmed, allegations of Iranian military involvement on the ground in Kurdish Iraq, demonstrates clearly the high priority Tehran has placed on cooperation with Barzani’s government and the Kurdish people in the fight against the Saudi and Qatari-backed militants of ISIS. The question is, why? What is it that Iran hopes to gain from its involvement in this fight? Who stands to lose? And how could this change the region?

The Iran Equation

While many eyebrows have been raised at Iranian involvement on the side of the Kurds in the fight against ISIS, perhaps it should not come as a much of a surprise. Tehran has steadily been shoring up its relations with Erbil, both out of a genuine desire to form an alliance, and as a counter-measure against the ouster of their close ally and partner, former Iraqi Prime Minister Nouri al-Maliki.

Since the US war on Iraq began in 2003, and especially after US troops left in 2011, Iran had positioned itself as a key, and in some ways dominant, actor in Iraq. Not only did it have significant influence with Maliki and his government, it also saw in Iraq an opportunity to break out of the isolation imposed upon it by the US, EU and Israel over its disputed nuclear program. For Iran, Iraq under Maliki was a bridge both physically (linking Iran with its allies in Syria and Southern Lebanon) and politically (serving as an intermediary with the West in negotiations). In addition, Maliki’s Iraq was to be the linchpin of a new economic strategy which included the proposed Iran-Iraq-Syria pipeline, a project which would have provided Iran overland access to the European energy market, thereby allowing the Islamic Republic to overtake Qatar as the region’s dominant gas exporter to Europe.


Additionally, Iraq was in many ways the front line in Iran’s continued struggle against western-backed terror groups, the most infamous of which is the Mujahideen-e-Khalq (MEK). It was Maliki’s government which closed down Camp Ashraf, the notorious base from which the MEK operated, conducting their continued terror war against Iran. It is of course no secret that MEK is the darling of the neocon establishment, lauded by nearly every architect, supporter, and enabler of Bush’s Iraq War.

Seen in this way, Iraq was both an economic and political necessity for Iran, one that could not simply be allowed to slip back into the orbit of Washington. And so, with the emergence of ISIS, and the subsequent toppling of the Maliki government through behind-the-scenes pressure and a comprehensive propaganda campaign that portrayed him as a brutal dictator on par with Saddam Hussein, Iran clearly needed to recalculate its strategy. Knowing that it could not trust the new government in Baghdad, which was more or less handpicked by the US, Tehran clearly saw a new opportunity in Kurdistan.

Why Kurdistan?

While the imperatives for Iran to engage in Iraq are clear, the question remains as to what specifically Kurdistan offers Tehran both in terms of strategic necessity and geopolitical power projection. To understand the Iranian motive, one must examine how Kurds and Kurdistan fit into Iran’s national and international relations.

First and foremost is the fact that Iran, like Iraq, Syria and Turkey, is home to a considerable Kurdish minority, one that has consistently been manipulated by the US and Israel, and used as a pawn in the geopolitical chess match with the Islamic Republic. With the chaos in Iraq and Syria, and the continued oppression and marginalization of the Kurdish minority in Turkey, it seems that an independent Kurdistan, one that could fundamentally alter the map of the region, is becoming an ever more viable possibility. So, in order to prevent any possible destabilization of Iran and its government from the Kurds, Tehran seems to have begun the process of allying with, as opposed to aligning against, Kurdish interests in Iraq. Likely, Iran sees in such an alliance a tacit, if not overt, agreement that any Kurdish independence will not be used as a weapon against Tehran.

Secondly, by siding with Barzani’s government and providing material and tactical support, Iran is clearly jockeying for position against its regional rivals. On the one hand, Iran recognizes the threat posed by NATO member Turkey whose government, led by Erdogan and Davutoglu, has been intimately involved in the war on Syria and the arming and financing of ISIS and the other terror groups inside the country. While Ankara haspublicly proclaimed its refusal to participate in military action in Syria, its actions have shown otherwise. Fromhosting terrorists to providing space to CIA and other intelligence agencies involved in fomenting civil war in Syria, Turkey has shown itself to be integral to the US-NATO-GCC attempt to effect regime change.

It is, of course, not lost on the Kurds precisely what Turkey has done, and continues to do. Not only has Turkey waged a decades-long war against the Kurdish Workers Party (PKK), it has steadfastly refused to treat its Kurdish minority as anything other than second class citizens. And now, given the central role that Erdogan, Davutoglu & Co. have played in fomenting the war in Syria, they allow their terrorist proxies of ISIS to massacre still more Kurds. It should therefore come as no surprise that many Kurds view Turkey, not Syria or Iran, as the great threat and enemy of their people. And so, Iran steps into the vacuum, offering the Kurds not only material, but political and diplomatic support.

From Tehran’s perspective, Turkey continues to be the representative of the US-NATO-GCC agenda; Ankara has played a key role in blocking Iranian economic development, particularly in regard to energy exports. It should be remembered that Turkey is one of the principal players in the Caspian energy race, providing the requisite pipeline routes for both the TANAP (Trans-Anatolian Pipeline) and Nabucco West pipeline project, among a basket of others. These projects are supported by the US as competition to both Russia’s South Stream (a pipeline which would bring Russian gas to Southern Europe) and the proposed Iran-Iraq-Syria pipeline. Essentially then, Turkey should be understood as a powerful chess piece used to block Iranian moves toward economic independence and regional hegemony.

Iranian overtures toward the Kurds, and involvement in the fight against ISIS generally, must also be interpreted as a check against Iran’s other regional rivals in Saudi Arabia and Qatar. Both countries have been implicated in organizing and financing many of the terror groups and networks that now operate under the “ISIS” banner, using them as proxies to break the “Resistance Axis” that includes Hezbollah, Syria’s Baath Party, and Iran.

The economic and political interests of Saudi Arabia and Qatar, more specifically the families ruling those countries, are self-evident; maintaining their grip on power is only possible by maintaining dominance over the energy trade. In Iran, the gulf monarchies see a powerful, resource-rich nation that, given the opportunity to develop economically, would likely displace them as the regional leader. And so, naturally, they must activate their jihadi networks to deprive Iran of its two strategic allies in Iraq and Syria, thereby severing the link with Hezbollah and breaking the arc of Shia dominance. It is basic power politics, only it is now Kurds paying with their lives for the petty aspirations of gulf monarchs.

Finally, Iranian moves in Kurdistan represent a new phase of the long-standing proxy war between Iran and Israel. It is no secret that, as mentioned above, certain Kurdish factions and organizations have long been quite close with Tel Aviv. In fact, the decades-long relationship between the two is one of the primary reasons for Kurdish acquiescence to western designs against both Iraq and Iran. As pro-Israeli blogger and self-proclaimed “prodigious savant” Daniel Bart wrote:

There was very close cooperation between Israel and the KDP in the years 1965-75. During most of that time there were usually some 20 military specialists stationed in a secret location in southern Kurdistan. Rehavam Zeevi and Moshe Dayan were among Israeli generals who served in Kurdistan…The Israelis trained the large Kurdish army of Mustafa Barzani and even led Kurdish troops in battle…The “secret” cooperation between Kurdistan and Israel is mainly in two fields. The first is in intelligence cooperation and this is hardly remarkable as half the world including many Muslim states have such relationships with Israel. The second is influence in Washington.Bart, relying on the work of noted Israeli author and researcher Shlomo Nakdimon, is quite correct to point out that Israeli intelligence, including some of the most celebrated (or infamous, depending on one’s perspective) Israeli leaders, have had intimate ties with the Kurdish leadership for more than half a century. Though the documented evidence is scanty, those who follow the relationship closely generally believe that the level of cooperation between Tel Aviv and Erbil has increased dramatically, particularly since the US invasion of Iraq in 2003. Indeed, Israel likely has covert operatives and intelligence officers on the ground in Kurdistan, and has for some time. This is certainly no secret to the Iranians who are convinced (and are likely correct) that many of the assassinations, bombings, and other terrorist acts perpetrated by Israel have been planned and organized from Kurdish territory.

Such thinking is backed up by the investigative reporting of Pulitzer Prize-winning journalist Seymour Hersh who noted in 2004:

“The Israelis have had long standing ties to the Talibani and Barzani clans [in] Kurdistan and there are many Kurdish Jews that emigrated to Israel and there are still a lot of connection. But at some time before the end of the year [2004], and I’m not clear exactly when, certainly I would say a good six, eight months ago, Israel began to work with some trained Kurdish commandoes, ostensibly the idea was the Israelis — some of the Israeli elite commander units, counter-terror or terror units, depending on your point of view, began training — getting the Kurds up to speed.”Iran’s leaders have been keenly aware of the presence of Israeli Special Forces and intelligence on the ground in Kurdistan, knowing that ultimately it is Tehran in the crosshairs. And so, Iran has clearly taken this brief window as an opportunity to assert its own influence in Kurdistan, inserting itself into what had been, until now, the domain of the Israelis. It remains to be seen how Tel Aviv will respond.

While the world watches with horror the continued advance of ISIS in both Iraq and Syria, there is another story unfolding. It is the story of how Iran, long since demonized as the regional pariah, has turned the chaos meant to destroy it and its allies into a possible springboard for future cooperation. It is the story of how terrorism and proxy war has brought former enemies closer together, while exposing before the world the treachery of governments once seen as Iranian allies. It is the story of alliances shifting like desert sands. But in this story, the next chapter has yet to be written.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Los Yankis están en el terreno: sí hay "boots on the ground"

Parece que EEUU ha aprobado que se arme a los que combaten a ISIS, Al-Qaeda, Daesh, ahora EI.
Da la sensación que mientras haya un flujo de armas todo está OK y controlado.

Ya lo he dicho más de una vez, son los mismos. Todos son lo mismo. Los terroristas no existen sin una voluntad, sin dinero, sin armas y sin un plan.
Y todo lo anterior, no lo tienen esos energúmenos que andan por el levante, antes en Libia ( aunque sigan), mostrando su fervor religioso, drogas mediante.

EEUU está perdiendo los papeles, ha perdido la guerra, la iniciativa, y la estrategia. Su plan no cuaja, ni tiene visos de cuadrar. Mientras no se sepan todas las mentiras, puede que tengan esperanzas.

Aquí va una:  el famoso "NO BOOTS ON THE GROUND".
Como se aplica a Libia y a todas partes, da igual, porque el hecho no es cuando haya ocurrido, sino que HA ocurrido, y está filmado.
Porqué hay aparentemente alguien que da ordenes en un perfecto inglés estadounidense a se supone árabes que no tienen ni puta idea de inglés?
Alguien debía entender las ordenes.
Alguien estaba disparando, y ese alguien entendía perfectamente el inglés y las ordenes que se daban.



miércoles, 17 de septiembre de 2014

¿Qué es la «Novorossia»?

por Alain Benajam

La imagen que presenta la prensa atlantista sobre los acontecimientos en Lugansk y Donetsk no tiene en cuenta los reclamos de la población local. El problema fundamental es que lo que allí sucede no es un simple levantamiento contra el poder de Kiev sino la expresión y consolidación de un ideal bien definido. Conocedor de esa región por haberla recorrido desde hace 40 años, Alain Benajam explica aquí los símbolos del nuevo Estado que se define a sí mismo como «Novorossia».

JPEG - 23.3 KB
La bandera de la Unión de Repúblicas Populares de Nueva Rusia (Novorossia)




La «Novorossia», cuya denominación exacta sería «Unión de Repúblicas Populares de Novorossia» o más bien «Unión de Repúblicas Populares de Nueva Rusia», acaba de hacer su entrada entre los Estados constituidos democráticamente y, aunque no ha recibido el reconocimiento de la comunidad internacional, existe y funciona. Y la existencia misma de esta «Unión de Repúblicas Populares de Nueva Rusia» ya constituye de por sí una pequeña revolución. Veamos por qué.

Cada uno de los términos y símbolos con los que se identifica esta Nueva Rusia han sido cuidadosamente seleccionados y revisten un profundo significado.

La nueva Rusia, o Novorossia, se define como rusa por su cultura e idioma. Pero no reclama integrarse a la Federación Rusa. La Federación Rusa es un Estado federal multiétnico que se extiende desde el Mar Báltico hasta el Océano Pacífico y al que pertenecen un gran número de repúblicas autónomas y pueblos que no son de cultura rusa.
¿Cómo se define la pertenencia nacional?

Las fronteras de los Estados son fruto de la Historia y de sus conflictos y no siempre tienen en cuenta las fronteras culturales y lingüísticas. Los Estados modernos se definen por elementos que no son necesariamente la etnia y la cultura. Si bien la etnia es imprecisa y solamente puede describir pueblos aislados como grupos tribales, la cultura define esencialmente una comunidad por su lengua y sus referencias históricas. Por su parte, el Estado moderno se define por un territorio limitado por fronteras reconocidas mutua e internacionalmente. El primer tratado de reconocimiento mutuo de fronteras fue la célebre Paz de Westfalia, firmada en 1648 como resultado de la terrible guerra de 30 años que devastó Europa. Cada Estado internacionalmente reconocidos aplica en su territorio una serie de leyes y un derecho específico. La definición del Estado moderno está vinculada a la definición de nación. Hoy hablamos de Estado-Nación, lo cual indica que la pertenencia a una nación se define únicamente a través de la legalidad.

La pertenencia a un espacio cultural y lingüístico y la pertenencia a un Estado Nación están hoy perfectamente delimitadas. Numerosos Estados integran poblaciones con diferentes lenguas y culturas. En Europa, se hallan en ese caso países como Suiza, Bélgica, España, el Reino Unido y Finlandia. En África y en el Oriente, los colonizadores modelaron Estados sin tener en cuenta las diferencias históricas y culturales entre las poblaciones pero estas aceptaron las fronteras legalizadas, y todos se atienen a ellas, creando así nuevas naciones calcadas sobre nuevos Estados.

Poblaciones que se caracterizan por una misma cultura y una misma lengua también pueden conformar Estados diferentes, como la República Francesa y la provincia de Quebec, perteneciente esta última al Estado federal canadiense. Los pueblos anglófonos de origen europeo emparentados con el antiguo imperio británico hoy forman varios Estados diferentes, como Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. Lo mismo sucede en el mundo hispánico con Latinoamérica. Y Alemania estuvo dividida durante años en dos Estados diferentes.

Pero la existencia de Estados mutuamente reconocidos por la comunidad internacional no significa que los pueblos lleguen a reconocerse nacionalmente en Estados que los ignoran en el plano cultural y lingüístico. Por ejemplo, numerosos pueblos colonizados por otros Estados han luchado duramente para tener la posibilidad de formar un Estado autónomo, como Argelia, que luchó por separarse de Francia. Durante la postguerra, la Carta de la ONU definió el derecho a la autodeterminación de los pueblos que quieren convertirse en Estados independientes, generalmente a través de un referéndum. Ese derecho de los pueblos a disponer de sí mismos, proclamado y defendido por Charles De Gaulle, es un importante aspecto del derecho internacional. Ello implica que ningún Estado-Nación reconocido por la comunidad internacional tiene una composición definitiva sino que está constantemente sometido a la voluntad de quienes forman parte de él.

Volviendo a la Nueva Rusia, estamos efectivamente ante un nuevo Estado ruso. A pesar de ser culturalmente ruso, se define legalmente como un Estado que no es la Federación Rusa. Por ejemplo, si la provincia canadiense de Quebec lograse la independencia formando un nuevo Estado francés, hablaríamos entonces de «Nueva Francia».
¿Qué significa «República Popular»?

La Nueva Rusia, o Novorossia, es un Estado federal conformado por Repúblicas Populares. Por el momento, y temporalmente, no cuenta más que dos Repúblicas: la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk, cuyos límites siguen siendo los de los antiguosoblast ucranianos así denominados. La Nueva Rusia tendrá por vocación reunir en el marco de una autodeterminación los demás oblast de la ex Ucrania que decidan democráticamente –mediante referéndum– constituirse en Repúblicas Populares e incorporarse a la Unión de Repúblicas de la Nueva Rusia.

Recordemos que la ex Ucrania fue desde siempre una provincia rusa. Es incluso el lugar donde se fundó Rusia –la Rus. Esa ex Ucrania fue arbitrariamente delimitada por la URSS, sin que mediase nunca algún tipo de consulta con toda la diversidad de poblaciones que vivían en esa región. Hoy en día, ya que estamos en tiempos de democracia, el hecho de organizar algún tipo de consulta para que los diferentes pueblos que componen ese Estado artificial y reciente expresen su deseo resulta perfectamente adecuado y conforme al derecho internacional.

Los fundadores de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk insisten en el término «popular». Esa definición corresponde a la utilizada históricamente por Estados que formaron parte de la esfera soviética después de la Segunda Guerra Mundial, Estados que se definían como constructores del socialismo. El socialismo, según su definición marxista-leninista, se rige por la propiedad social de los medios de producción y de intercambio. También según la misma definición marxista-leninista, el socialismo y el comunismo son sistemas completamente diferentes ya que en el comunismo, descrito en elManifiesto Comunista de Marx y Engels en 1848, ya no existe la propiedad y, por lo tanto, no existe la propiedad social, no existe el Estado, no existen masas asalariadas. El uso del término «comunista» para describir aquellos Estados proviene de la propaganda estadounidense. De hecho, hasta el día de hoy ningún Estado se ha proclamado comunista.

En la conferencia de prensa que ofreció vía Skype el sábado 6 de septiembre, Pavel Gubarev –uno de los iniciadores de la República Popular de Donetsk y ex gobernador «popular», dejó en claro que ha terminado el reino de los oligarcas en Novorossia y que esta cumpliría así uno de los principales reclamos de Maidan.

¿Quiénes son los llamados oligarcas que se ceban en Ucrania, Rusia y en otros de los países que abandonaron la vía del socialismo? Son en su mayoría ex «apparatchiks» surgidos de la nomenklatura de los Estados anteriores, pero también hay entre ellos criminales mafiosos que adquirieron las industrias estatales por la fuerza e ilegalmente haciéndose así inmensamente ricos. Rusia ha frenado un poco ese fenómeno y los oligarcas que habían puesto en peligro el Estado ruso en tiempos de Boris Yeltsin han sido puestos bajo control por Vladimir Putin, encarcelando a algunos y sometiendo a otros. En Ucrania, el fenómeno de los llamados oligarcas resultó particularmente devastador. Unos pocos individuos acumularon fortunas inmensas mientras que el pueblo se empobrecía. Ucrania se convirtió el país de Europa que tenía los salarios más bajos (incluso más bajos que en China).

El término «popular» no significa un regreso a los tiempos de la URSS, donde toda la actividad económica se hallaba en manos del Estado. Lo que significa es que las grandes industrias, como el sector de la energía, la industria pesada y la importante industria del armamento, estarán bajo control del pueblo en los nuevos Estados federales. La Unión de Repúblicas Populares de Nueva Rusia no tiene intenciones de convertirse en una nueva URSS, considerada antidemocrática bajo el control de un partido único, pero sí reconoce ciertos aspectos positivos de la URSS, país donde todos y cada uno de los ciudadanos tenía derecho a la salud, a la vivienda y al empleo.
La divisa y la bandera de Novorossia

Por cierto, la divisa de la Unión de Repúblicas Populares de la Nueva Rusia es «Libertad y Trabajo», lo cual evidencia la voluntad de garantizar la libertad de cada ciudadano y de favorecer a los trabajadores y no a los oligarcas.

Estos valores de Libertad y Trabajo están representados en su bandera, donde se combinan la bandera roja de los trabajadores, la de la Comuna de París, el mausoleo donde reposa Lenin y la cruz de San Andrés. Este santo es el patrón de Rusia por ser el fundador de la Iglesia de Constantinopla, que dio origen a la evangelización de esa nación, y está representado por una bandera blanca que porta una cruz azul –la llamada cruz de San Andrés, recuerda el suplicio del santo.

Aunque no es obligatorio, esa bandera también puede llevar el escudo de armas de la Novorossia. En él aparece el águila bicéfala que simboliza las antiguas monarquías eslavas, pero coronada por un elemento de albañilería de aspecto industrial, lo cual indica el carácter eslavo y ruso de la Nueva Rusia. En el centro del escudo figura un cosaco, para recordar que esta región es también el país de los cosacos. Bajo la garra izquierda del águila puede verse un martillo, que representa a los trabajadores de la metalurgia. Bajo la garra derecha puede verse un ancla ya que la Nueva Rusia incluye el puerto marítimo de Mariupol, en el Mar de Azov, con acceso al Mar Negro a través del estrecho de Kerch. En su garra derecha, el águila bicéfala encierra una espiga de trigo, símbolo de la paz, y en la garra izquierda un haz de flechas, símbolo de la guerra, simbolizando así que la Nueva Rusia aspira a vivir en paz pero que sabrá defenderse, como ya lo ha demostrado. Encima de la corona figura una banderola en la que puede leerse la palabra «Novorossia» en caracteres cirílicos. Bajo el águila aparece, en ruso, la divisa «Trabajo y Libertad».
El sincretismo de los valores de Novorossia

La bandera de la Unión de Repúblicas Populares de Nueva Rusia contiene así un sincretismo en el que se expresan ciertos valores.

El valor del trabajo, de los trabajadores y de sus organizaciones políticas pasadas y presentes que se plantean como objetivo liberar el mundo del sistema capitalista, valor simbolizado por la bandera roja.

Los valores tradicionales e históricos, representados por la cruz de San Andrés, defendidos por el pueblo ruso, que no puede vivir sin ellos.

El valor de la historia, marcada por el cristianismo ortodoxo pero también por el recuerdo de los encarnizados combates de la Gran Guerra Patria contra el nazismo y sus colaboradores ucranianos encabezados por Stepan Bandera. Esas luchas contra el fascismo ucraniano y el nazismo alemán están representadas por la cinta de San Jorge, símbolo del inmenso sacrificio realizado por el pueblo ruso para salvar la madre patria. Hoy portan la cinta de San Jorge los soldados de la Novorossia que luchan contra la junta de Kiev, que llegó al poder aupada por Estados Unidos como resultado de un golpe de Estado particularmente sangriento. Ese golpe de Estado utilizó grupos y partidos neonazis como Pravy Sektor y Svoboda, el ex Partido Nacionalsocialista ucraniano. Esos partidos utilizan ostensiblemente símbolos nazis, expresan abiertamente su antisemitismo y, calificando a los rusos como untermenshen (subhumanos), han monopolizado el Estado, a pesar de sus pobres resultados electorales. Sus matones conforman el grueso de los batallones que luchan contra las fuerzas armadas de Novorossia, como el batallón Azov, que se identifica con el mismo emblema que la división SS Das Reich, tristemente 
célebre en Francia [1]
.
Miembros del batallón Azov, creado por el régimen de Kiev, portan una bandera con el símbolo conocido en alemán como Wolfsangel (“gancho para lobos”), utilizado durante la Segunda Guerra Mundial como emblema de la división Das Reich perteneciente a las Waffen SS. Ese mismo símbolo identifica también a la organización ucraniana de extrema derecha Pravy Sektor.


Esos grupos se identifican como nacionalistas cuando en realidad actúan a favor de los intereses de Estados Unidos, una potencia extranjera que no busca ciertamente lo mejor para Ucrania sino que trata de imponer su propio poder económico y político en la región. En vez del calificativo de «nacionalistas», con el que tanto les gusta identificarse, les convendría mejor el de «colaboradores con el enemigo», que en realidad fue el papel que desempeñó su ídolo Stepan Bandera [durante la Segunda Guerra Mundial] [2]. Estos neonazis, violentos, asesinos y racistas, gozan del respaldo público de la élite mediática y política de los países vasallos de la OTAN, los mismos que hace poco condenaban al humorista francés Dieudonné por un gesto que interpretaban ridículamente como un saludo nazi invertido.
La resistancia ante el imperialismo

Lo que caracteriza al pueblo de la Nueva Rusia es precisamente su voluntad de no integrarse al sistema euroatlántico. Sometido a las órdenes de Estados Unidos a través de la OTAN y de la Unión Europea, ese sistema ha demostrado repetidamente su ineficacia así como su nocividad. Las naciones que a él se someten hoy se hunden en la decadencia moral y económica.

En el plano histórico, es la primera vez que un pueblo europeo toma las armas para oponerse a las fuerzas que tratan de integrarlo al sistema que Estados Unidos impone a otros pueblos y en rechazo tanto al sistema económico estadounidense como a sus valores morales.

Ese rechazo categórico es similar al que proclaman un número creciente de franceses y de miembros de diversos pueblos europeos que, ante el desastre económico y social, aspiran a recuperar el control de su propio porvenir.

En esa lucha de los pueblos por recuperar su independencia pierden su significación las nociones de derecha e izquierda. Encontramos así fuerzas políticas que se identifican como de derecha o de izquierda pero que respaldan exactamente de la misma manera el sistema de dependencia de Estados Unidos impone a través de la Unión Europea y de la OTAN. Otras fuerzas, etiquetadas por los medios de prensa como «extremistas» de izquierda o de derecha, militan por el regreso a la independencia. Lo mismo sucede con la sumisión al sistema capitalista, que ha perdido su carácter industrial de antaño y ahora es únicamente de carácter financiero y globalista. Diversas fuerzas políticas, tanto de izquierda como de derecha, se oponen a ese sistema y son, por supuesto, demonizadas por los medios de prensa oficialistas y por toda una prensa ampliamente subvencionada por el Estado.

Si esos medios no ven con buenos ojos la Unión de Repúblicas de Nueva Rusia es porque esta logra precisamente concretar la conexión entre la necesaria revolución anticapitalista, que tiene un evidente carácter de revolución antiglobalización, y la voluntad de los pueblos que quieren recuperar sus especificidades y sus tradiciones yendo así contra la corriente del sistema cultural globalista que no tiene otra cosa que ofrecer a cada ciudadano que algo de hedonismo individual en lugar de los valores provenientes del trabajo, del esfuerzo y del sacrificio.

¿No será entonces esta Unión de Repúblicas Populares de Nueva Rusia un ejemplo para los demás y el inicio de algo nuevo que puede cambiar el mundo?



[1] El 10 día de junio de 1944, mientras se desarrollaba la batalla de Normandía, tropas especializadas de la división Das Reich de lasWaffen SS penetraron en la comuna francesa de Oradour-sur-Glane, donde masacraron un total de 642 personas. Después del fusilamiento masivo de 190 hombres, 245 mujeres y 207 niños fueron ametrallados y quemados dentro de la iglesia del pueblo. Nota de la Red Voltaire.

[2] Aunque últimamente numerosos medios han optado por presentar a Stepan Bandera (Stary Ugryniv 1909-Munich 1959) como un líder nacionalista ucraniano que luchó simultáneamente contra Alemania y la URSS, lo cierto es que durante la Segunda Guerra Mundial este personaje participó en la creación de la Legión Ucraniana, que luchó bajo el mando de la Wehrmacht, durante la ocupación de Ucrania por las tropas de Hitler.

martes, 16 de septiembre de 2014

Al-Qaeda: la excusa de siempre

Los mass media te lo venden.
Hollywood te lo vende.
Youtube te lo vende.
Las agencias de noticias te lo venden.
La Otan te lo vende.
Tu supuesto gobierno democrático te lo vende.

"LOS MALOS SON LOS TERRORISTAS Y HAY QUE MATARLOS"


La gente no ha aprendido absolutamente nada de nada en los últimos 13 años, desde el famoso 11/S por no decir que han comprado la moto desde la primera guerra mundial y peor aún la segunda.

El ejército mercenario de Al-Qaeda, montado, patrocinado, armado, financiado y apoyado por EEUU, en la era soviética, es el padre de toda la mierda que sacude ahora medio mundo.
No es que tenga mala memoria, porque en latinoamerica, los grupos armados revolucionarios, contra los gobiernos anti-imperialistas, eran el primer ensayo de una política americana exterior de terror.
Justo lo que ellos combaten.
La famosa lucha contra el terror o GWOT. Bombero pirómano mientras puedas.

Un par de generaciones después, y una vez muerto oficialmente el agente de la CIA Bin-Laden, Al-Qaeda se ha multiplicado por medio mundo. No ha mutado mas que de nombre.
Oficialmente ya no existe. Eso daría a pensar que el peligro ya está aniquilado por lo que habría que volver a la normalidad.
Ohhh cielos. No. La normalidad, ya la hemos creado. La normalidad es que haya miedo y terror en todas partes.
El terror somos nosotros, y por eso lo controlamos, y le hacemos la guerra. Dónde haga falta. Digo, donde queramos.
Kaddafi dijo desde el principio que estaba luchando contra el terrorismo, contra Al-Qaeda, y que necesitaba ayuda contra esos terroristas.
Bah, da igual, loco. Son nuestros "boots on the ground": te jodes, y además te mandamos a la Otan en apoyo de nuestros chicos.
La cuna y la infraestructura de lo que hoy ocurre en Siria y en Irak no sería sin lo de Libia.


Hay que imaginarse el tablero, las posiciones, los peones, y el rey al que hacer jaque.
Libia ahora distribuye el juego en el centro. Torres de Qatar y Arabia saudí, alfiles de la Otan, peones de todos los paises donde tengan musulmanes imbéciles dispuestos a drogarse y morir por algo que no entienden.
Y la reina sigue siendo EEUU.

Ahora las fichas negras ya no se llaman al Qaeda. Ya no mola. Hay que cambiarles el nombre para que el marketing funcione.
GWOT sigue en marcha, se llame revolución verde naranja, o primavera u otoño Arabe.Si es que hay que darselo hecho para que lo publiquen y cuele.
Ahora a los peones les llamaremos ELS, luego Jabhat al nuera, luego ISIS, y ahora el emirato islámico.
Impresionante. Mola. Con tanto nombre nadie va a saber quién es quién, y cuando reina el caos controlado, todo es nuestro.
Ahora hay que colar ya no las barbaridades curtes de youtube donde se ve de todo, pero en mala calidad, sino algo bien hecho. Joder, si es que no tienen ni idea de hacer una buena película de terror. Sin sangre, pero de miedo.
Buen sonido, metiendo mano a guantanamo para devolver la pelota ( vestido de naranja). Ambientación desértica, para que conste que son los chungas del desierto.
A dia de hoy, los que luchan contra los cristianos, los americanos y los judíos, se supone que han degollado a 2 americanos y un inglés.
Eso ya vale para todo. La víctimas libias, sirias, irradies, libanesas, y todos los muertos en atentados terroristas desde hace tiempo no son nada.
Basta con un buen video con un buen discurso amenazante para que se active una coalición para matar a "esos hijos de puta", como diría aquel "sí, pero son nuestros hijos de puta".

Otra artimaña para doblegar a Siria, y amenazar a Rusia.

Lavrov y Shoigu, os toca. La caterva europea ya la conocéis.


lunes, 15 de septiembre de 2014

El poderío militar USA en duda

No hace falta mucha inteligencia para saber que el mito de que los ejércitos estadounidenses son invencibles, no dejan de ser eso: un mito.

Unos se podría remontar incluso a la segunda guerra mundial, tan cacareadamente "ganada "por EEUU para comprobar que lo grueso del esfuerzo bélico, militar, humano fue el soviético.
Las medallas eso sí se las llevaron los yankis, que no tenían guerra en ninguna linea de ningún frente en su nación. Así cualquiera.
Dejando esas anécdotas de la historia a parte, los americanos hace mucho que no ganan guerras. Eso sí, son los primeros promotores de las mismas.
Se dice que viêt-nam la perdieron y ahí aprendieron.
Eso es mentira.
No aprendieron.
Lo que sí aprendieron es a vender motos y a camuflar las cosas para su interés.
También aprendieron cómo se ganan las guerras mediáticas, pero ahora también las están perdiendo.

Desde pequeño, nos vendían que la OTAN era superpoderosa, que la URSS era muy mala, y que no había color entre ejércitos.
Sacaban libros, revistas, coleccionables, películas, fotos en color y te vendían la moto.
Así queda en tu memoria que ese poderío sigue, y como Dios, es perpetuo e invencible.

Como la historia la escriben los "vencedores", pues ahí tenemos un címulo de manipulaciones de todo tipo para que quede en el recuerdo de todos. Por lo menos de todos a los que llega esa propaganda.

Hace años, una anécdota se refería al esfuerzo espacial: Los americanos se estrujaban los sesos para diseñar una herramienta con la cual los pilotos de los cohetes y tripulantes en el espacio pudieran escribir. La ingravidez era un problema. Se gastaron un dineral buscando alguna solución.
Los rusos usaban lápices.

En esa época de carrera por el espacio, hay que recordar que los primeros que fueron al espacio fueron los rusos.

Cuando hablamos de utilidad, hablamos de efectividad. Algo que cumple su función, y si es barato y fiable, mucho mejor.
El diseño estilístico se debería de dejar para la moda y la ropa.
Otra anécdota referida a lo anterior era que en EEUU cogían a un piloto  y en base a él montaban la cabina y sobre ella un avión de combate. Los rusos fabricaban aviones en serie, y luego adiestraban a los pilotos que cupiesen en la cabina.

Los migs rusos en viêt-nam podían maniobrar mucho mejor que los cazas americanos.
Hoy en día ya no hay color. Los cazabombarderos rusos les dan 40 vueltas a los aviones americanos. Su maniobrabilidad es insuperable. El Su-27 quizás sea el paradigma. Y por mucho que se esfuerce EEUU en vender a la OTAN, es decir a todos sus clientes y secuaces las maravillas del F-35 que se supone que hace de todo, su precio también es imbatible.
A este paso no verá la luz en nigua fuerza aérea de la OTAn salvo que se practiquen las malas artes. Bueno, eso ya está ocurriendo.
Por ahora muchos se decantan ya por el Su-30. Claro que no en la zona de influencia OTAN.

El sistema AEGIS es otro de esos rollos que te venden como imbatibles y súper eficaces. Igual que los misiles anti misiles "patriot" etc.
Pues bien, ni realmente el "iron dome" de Israel ha funcionado, por mucho que digan, en la última guerra en Gaza, ni el sistema inteligente AEGIS es tan bueno.

Cuanto más complejo es un sistema, más fácil es hacerlo fallar. Y en efecto, parece que eso ha sido lo que ha pasado en el mar negro entre un caza ruso y un buque de guerra de la USNAVY, el Donald Cook.
Según parece un caza sin armas, pero con un sistema de guerra electrónica, ha dejado inutilizado el buque. Ni sistemas ni radares ni armamento, ni sistemas inteligentes. Nada.
Durante más de una hora un Su-24 se ha dedicado a hacer prácticas de tiro sobre el buque.
Los yankis se han quejado amargamente, y parece que la moral de la tropa se ha visto muy afectada por este evento.

La fanfarronada de Obama de atacar Siria en respuesta a ese ataque químico en el ghouta, no fue más que eso. En cuanto se desplegaron los barcos rusos en la costa mediterránea, se acabó el asunto.
Ni tercera guerra mundial ni nada.
Me temo que cara a cara los yankis no pueden y están usando todos los trucos maliciosos para destrozar a Rusia evitando el conflicto directo militar.
Guerras de cuarta generación con mercenarios de por medio. Los yihadistas son mejores y más baratos que Blackwater. Y ademas no son nacionales.
Sanciones económicas.
Golpes de estados nazis en la vecindad.
REvueltas por doquier.
Y mucha propaganda.
Hay que seguir pensando que los rusos son los malos y los yankis los buenos.
Y de paso, no hay que olvidar a Hollywood que se encarga muy mucho de apoyar de forma "entretenida y con palomitas" todo lo anterior.

Bombardear Siria, no creo que sea como con Libia ni como en Irak, si es que llega a ocurrir.


miércoles, 27 de agosto de 2014

Las mentiras de Obama

Hace tiempo gané la apuesta con un familiar:
Obama con su "yes we can" no cumpliría sus promesas, no cerraría Guantanamo y el mundo no iba a ser mejor.
Está claro que todos mienten para ganar votos, pero la agenda está escrita?

El senado de EEUU es leal y fiel a Israel

Para todos los que aún albergan dudas de la relación que existe entre EEUU e Israel, y para todos aquellos que aún se creen lo que dice el gobierno de EEUU y lo que dice ese presidente de turno, este video recopila los que dice el senado, SU senado, sus senadores, que se suponen electos por el pueblo y para el pueblo: el estadounidense.


Subestimando la resistencia

Cuando el imperio juega con fuego, con fuego se quema.
Durante años han fomentado esas guerrillas y mercenarios locales para combatir a países y gobiernos que les caían mal.
Los ejemplos están ahí en los anales de la historia.
Cuando las guerras ya no son guerras entre países por unas supuestas causas justas como eran antes, donde alguien defendía algo propio contra un enemigo definido, las tornas cambian completamente.
Estas guerras de cuarta generación, donde las potencias subcontratan las masacres, no se pueden equiparar a los emblemáticos enfrentamientos clásicos de los ejércitos.

Cuando ya no hay causas "justas", y las guerras son ilegales, fomentar las guerras con mercenarios, "proxies", corruptos, y drogados, sólo en base al dinero y no a un ideal, formal, legal, reconocido como derecho, puede acabar en un mar de sangre siempre, pero de lagrimas también para los patrocinadores.

Esta huida hacia adelante del imperialismo intentando controlarlo todo sin dar la cara no puede acabar bien.
Los políticos, entre los cuales campan unos estrategas obsoletos se empeñan en políticas y dinámicas que tarde o temprano les llevarán a un seguro desastre.
Podríamos acordarnos ahora, 100 años después, una de las torpezas más tremendas de los mandos militares. En este caso franceses. Fue en Rossignol, y ahí el estado mayor estaba muy lejos de la realidad . Murieron 27000 soldados en cuestión de horas.

Tanta información recopilada, tanto control de la red y de los datos, pero no se dan cuenta que la mente humana no se puede procesar como si fuera trigo.

Tanto empeño en formatear datos de la gente, de sus comportamientos, inventar algoritmos para que una máquina diga si fulanito o menganito es o no peligroso "para el sistema", no sirven absolutamente para nada, más que para experimentar.
Al final la fuerza bruta es lo que saben hacer y nada más.

En 2006, Israel sufrió la mayor derrota en el Libano. Quizás la primera y gorda dónde no se esperaba nada de lo que le ocurrió.

Subestimaron a Hezbollah, a la resistencia Libanesa, y peor aún se pensaban que con todas las armas y tecnologías que tienen, podían tener la fuerza y entereza para luchar por una causa injusta.
Los soldados son humanos, los de la resistencia también.
Los soldados van por ordenes jerárquicas allá dónde los envíen, atacan y cobran por ello.
Los resistentes van por ordenes y por voluntariedad allá dónde los envíen porque defienden a su gente de los atacantes.
Las organizaciones regulares como el ejército supeditado a un poder político con una visión global sin tener en cuenta las casuísticas reales, no sirve mas que para matar.

Hoy, en 2014 a Israel le pasa lo mismo en Gaza que le pasó en 2006.
Siguen pensando que pueden con su maquinaria infernal doblegar a una gente que vive en las casas de sus ancestros y trabajan su tierra.


Tantos años después de ese aborto que es Israel, los palestinos ya no tienen nada que perder y los israelíes venidos de todas partes a esa famosa tierra prometida, lo tienen todo que perder. Empezando por el pavor y miedo que tienen, y eso que el estado donde están es probablemente el más criminal del mundo después de EEUU.
Ni los misiles Hi-tec, ni los drones, ni los merkava, ni las miras infrarojas, ni el fosforo blanco, ni ninguna de las armas utilizadas,y, muchas de ellas prohibidas por la convención de Ginebra, pueden contra un pueblo prisionero, acorralado al cual no le queda más que la muerte o la resistencia.
Resistencia reconocida por cierto por las naciones unidas ( aunque eso, para Israel es papel higiénico).

Ni túneles de Gaza ni leches. Biby ya no sabe donde meterse, igual que todos esos primeros ministros de Israel, que si no hacen una guerra no ganan elecciones. Lo malo que muchos las hicieron, y encima perdieron las elecciones. Resulta que las campañas electorales en Israel, las paga la sangre palestina.

Esta vez, les va a salir caro, otra vez. Ya reconocen que este Hamás no es el de hace unos años.

Esta entrada empezada hace días tiene el final que era de esperar.
Israel se ha rendido. Lo más seguro que la actuación Egipcia no hay sido casual, sino para salvarles la faz, si les queda algo de ella.
Un alto el fuego indefinido. Otra vez.
Y qué han conseguido?
Matar a gente?
Terminar con los túneles?
Exterminar a civiles?
Destrozar Gaza?
Eliminar a jefes de la resistencia?
Sí, todo lo anterior y una cosa más:
Volver a tomar el pulso militar a la situación y darse cuenta que lo de 2006, y como ya avisó Nasrallah, sería sólo un juego comparado con las siguientes.
Y ese pulso ha demostrado que Israel pierde, y ha perdido.
Ahora está rodeada de resistencia cada vez más fuerte.
Ahora es su viet -nam, vive en su propio viet-nam.

Las imágenes de Gaza han dado la vuelta al mundo, y ese daño es irreparable para una imágen ya desastrosa del estado sionista.
Aunque la ONU y EEUU les sigan apoyando, el resto del mundo ya no puede soportar esa impunidad y además que les cuelen otras como la democracia, la libertad y esos rollos inventados para doblegar a los burros.
La imagen de Israel ahora es la de un animal herido que sólo da zarpazos mientras sucumbe a sus heridas y sangra por los cuatro costados.
El mundo no les quiere, y el mundo no olvida.



Zionism Sucks

En cristiano: que jodan al sionismo
En musulman: que jodan al sionismo
En judío: que jodan al sionismo.

Esto no tiene nada que ver con la religión sino con la política. Y ya se sabe de qué va eso.


lunes, 25 de agosto de 2014

Terroristas de todas partes

Odio a los terroristas.
Los odio de cualquier tipo que sean.
Y odio más a los que se piensan que voy a odiar a unos más que a otros por intentar manipularme. O que voy a odiar más a los que llevan barba que a los que llevan kappa. O peor, no odiar a los de traje y corbata.

Aquí unos terroristas destruyen una mezquita:



Aquí otros terroristas destruyen otra mezquita:



Para mi son iguales. Para el mundo debería serlo.
Para la ONU NO.
No se inmuta ante las masacres continuas que lleva cometiendo Israel en la palestina ocupada, y hoy en día en Gaza, pero sí es capaz de echar el grito en el cielo diciendo que los de Daesh (ISIS, ahora IS) son unos criminales que masacran a civiles.
Cogiendo con pinzas a Reuters:


La ONU tiene la realidad, la actualidad y los criminales donde le da la gana a EE.UU.


No hay mejor forma que manipular a la gente que enseñadores imágenes impactantes y decir que son verdad.
Técnica avanzada de la propaganda moderna.
El revuelo de James Foley es uno más.
El que no haya visto el video, que lo busque antes de leer lo que sigue.
Porque la verlo, octejar mis impresiones con un periodista que trabaja en televisión, llegamos a la misma conclusión: es un video malo y manipulado. Eso sí, bien hecho en le sentido de la producción y el sonido.
Esos micrófonos que se ponen no son de andar por casa. Y seguro que cualquier beduino o babuino los maneja a la perfección.
Como somos imparables, la red es imparable, y estamos todos hartos de esta mierda y esta propaganda que sólo compran los incautos y los simples de espíritu, ahí va:

.- Las pocas fotos que hay de foley en la red, son malas. La primera impresión que dan es que este pollo ni es periodista ni se parece.
.- Hay muy poco relativo a su historial, pero indagando, hay sorpresas.



Y hay cosas que van más allá explicando los trucos de cómo se cortan cabezas, de como se hace cine de ficción, y de como la industria del cine sirve para estos propósitos ( queriendo o no).


¿ISIS, IS, o 1984?

Guerra permanente. Guerra contra el terror. Nuevo terror. Nuevo enemigo. Nuevas guerras. Y otra guerra, y así volvemos al principio: la guerra permanente. La permanencia de algo que tiene que subsistir, porque el sistema está basado en ello.
Sin más dilaciones, y para el que no lo haya visto aun, un resumen:


jueves, 21 de agosto de 2014

Why Everyone is Wrong about Climate Change



por Tony Cartalucci

Assigning blame for climate change that will happen with or without human activity on Earth constitutes a disingenuous discourse. The climate changes, and nearly everything on Earth and beyond it effects that change. From geological processes to biological evolution, to changes in the sun's output, to yes, even human activity - absolutely everything has an impact on the climate for better or for worse.


 Climate change, and even exceptional global warming is nothing new. Even if humans managed to negate any impact they were having on the environment, ice ages, rising seas, and off-the-chart CO2 levels and temperatures are inevitable. All we can do is build civilizations and sanctuaries that can weather the climate, no matter what it does.


The climate has been in a constant, linear state of change, long before human beings evolved, and even throughout the relatively short period of time humans have inhabited the Earth. This continuous change may have within it temporary cycles, but at no two points in Earth's natural history has the climate been the same.

Global warming in Antarctica, 65 millions years BC.

65 million years ago, there were no ice caps. CO2 and temperatures were much higher than they are today, and Antarctica was covered with thriving temperate forests inhabited by dinosaurs. In an opposite and more recent extreme, our ancient ancestors struggled through a global ice age. Today, we live on a planet much warmer than inhabited by our cave-dwelling ancestors, but much cooler than anything the dinosaurs experienced.


Climate change happened, and is happening now. And even with the complete negating of all human activity on Earth, it will continue to change. This does not absolve humanity from addressing its impact on the environment. Quite the contrary. However it gives us a crucial imperative currently being ignored by policy makers and activists alike.


All the carbon credits, electric cars, and solar panels in the world will do nothing to prevent potentially hazardous climate change, natural or man-made. Tinkering with the climate through "geoengineering" could result in a catastrophic extinction-event unlike anything experienced in natural history. While human activity negatively impacting the climate should be addressed, measures must be taken to confront climate change that will come no matter what we do within the current false discourse now taking place.

What's Suggested and Why it Won't Work


At the very center of this false discourse lies the most ridiculous of all suggestions, "carbon credits." It is the modern equivalent of trying to clean New York City's 19th century streets of horse manure by taxing it. Horse manure disappeared from New York's streets when the car was invented. To eliminate the negative health, sociopolitical, and environmental impact of petroleum fueled cars, yet another novel innovation must be invented. Electric cars charged with renewable sources of energy would be a good start. The move to a hydrogen-based economy may be another worthwhile pursuit. To eliminate CO2 and other emissions from power plants and factories, likewise, innovations must be made.

And while these measures are welcomed, even with clean cars and renewable clean energy, climate change driven by other forces, both on Earth and beyond, and many of which are beyond our means to change or safely manipulate, will still continue. Carbon credits is an outright scam. Alternative forms of transportation and energy production are absolute necessities but will not stop natural climate change. But within the current false discourse, even these crucial necessities are not being approached with any serious focus, with schemes like carbon credits, progress-stunting resource rationing, and neo-eugenic population control taking center stage.



What Needs to Be Done


Mitigating the impact of human activity on the planet, not only in terms of atmospheric conditions and composition, but in all terms including polluting our water and soil, and corrupting the genomes of plant and animal species through the proliferation of genetically modified organisms (GMOs), must be addressed not politically but pragmatically. If governments cannot think of a particular technical solution to address each and every way modern society negatively impacts the environment, it should be investing in scientific, technological, and design-oriented education to produce a population of problem solvers that can devise appropriate and pragmatic solutions themselves.


It was the industrial revolution and a population capable of creating, inventing, and innovating during the 19th and 20th century that created solutions to the many health and environmental hazards that existed at the time. Of course, new hazards were created in the process. Why now do people believe that anything other than continued innovation can be used to solve these new problems? Technological progress and investment in all that drives it, should be the top priority of anyone genuinely concerned about climate change.



  Future agriculture taking place within an enclosed, protected, and
optimized environment allows food production to continue no matter what
the climate outside is doing.

However, even with our impact on the environment completely negated through technological innovation, climate change will continue regardless - just as it had long before humanity came into being.

For humanity and the species it coinhabits the Earth with to survive inevitable climate change, we must build infrastructure and economies that are independent and immune from the climate no matter what it does. Our cities, farms, homes, businesses, and even sanctuaries for ecosystems we seek to preserve must be designed and engineered to take whatever is going on outside, and make it work with what we need to survive and thrive on the inside.

Urban and rural agriculture that takes place within self-contained systems that can conserve and reuse resources, including water and soil nutrients, as well as control atmospheric conditions for optimal growing environments - immense high-tech greenhouses in other words - could protect our crops from global heating or cooling. Architecture that is modular, flexible, mobile, and adaptable could adjust to sea levels, filling in space where land is exposed, or moved to higher grounds when land disappears. Cities and agricultural systems that float upon the sea would make rising and falling sea levels more or less irrelevant.


The ultimate expression of environmental mastery is constructing
ecosystems and civilizations where they naturally could not exist.
Humanity has already permanently inhabited orbit in the form of the
International Space Station for over a decade, we must simply take the
next step.

And perhaps the ultimate expression of environmental mastery would be creating habitable ecosystems where none could ever exist naturally - beneath the waves, underground, or even in orbit above Earth. Environmental mastery of this level should be the ultimate goal of governments, organizations, and activists around the world who seek to preserve both our ecosystems and our civilization.

Such a future is the realm of science fiction, but a future that does not look upward and outward, is not a future worth striving toward.

In the interim, there are already people experimenting and moving forward alternative models of decentralized high-tech agricultural, energy, and architectural solutions that will make weathering climate change more manageable. Perhaps the decentralized but collaborative nature technological progress is taking through local hackerspaces, urban agriculture, and cooperatives could create solutions far quicker and without the political baggage and meddling special interests impeding progress on national and international scales.

For those frustrated by the lack of pragmatic solutions for issues such a climate change, genetic pollution, or the poisoning of our air, water, and soil, starting projects at your local hackerspace to create or improve technology to protect your food supply, energy, water, and air could be the beginning of a real environmental movement that actually solves problems rather than perpetually complain and argue about them.


Geoengineering and the "Moonraker Scenario"

The other option is one of anti-human regression - where faux-environmentalists who harbor misanthropic hatred for humanity demand all progress stop, energy production be reduced, and instead of finding better alternatives to do more with less, demand that all do as little as possible with as little as possible. Such a mentality is at best putting human progress into "sleep mode." At worst, it threatens our very survival, which has since the dawn of history itself, depended on exploration, innovation, and the ability to conquer adversity rather than surrender to it.

Those like White House science adviser, John P. Holdren who suggests the planet be scoured of its populous human inhabitants, now toys with the idea of geoengineering, or extreme global climate manipulation. The likelihood that people like Holdren seek to do so for the continued progress of humanity, rather than to fulfill long desired "depopulation" is slim to none. The chances that people like Holdren seek to "accidentally" plunge the planet into conditions that devastate agriculture and starve hundreds of millions, or even billions to death, are somewhat greater.

This would be the "Moonraker scenario" - referencing the 1979 James Bond movie Moonraker. In the film, a deranged industrialist conspires to wipe out humanity and in the ruins repopulate it with what he perceives to be a "master race." While a science fiction thriller, the movie reflects the darkest desires of tyrants throughout the ages - to erase what exists and build an empire of their own designs in its place. As human nature itself does not change, neither have the aspects of human nature that drive such dark desires. From the intentional and reckless genetic pollution perpetrated by huge agricultural and biotech monopolies through the proliferation of GMOs, to attempts to surveil, control, and even manipulate public perception, to the sabotaged false discourse regarding climate change itself and the consideration of geoengineering - it appears attempts to overwrite the planet's climate, population, and culture is already underway, either by design or self-destructive ignorance.

By exiting the false discourse on climate change - and other false discourses - and demanding and participating in pragmatic, technological progress, we can protect ourselves as much from the effects of inevitable natural climate change as we can from the delusions and designs of megalomaniacs. An educated, informed, and technologically literate population has the ability to create a technologically driven future that serves the population's best interests. Anything less leaves us at the mercy of an unpredictable elite that history has already many times warned us about.



domingo, 20 de julio de 2014

MH17 vs UA93

O los aviones se comportan de otra forma al cabo de los años, o los muertos son los que lo hacen.
Sin entrar en disquisiciones de quién hizo qué y cómo, lo que llama la atención es que las imágenes que hay del MH17 supuestamente derribado, no concuerdan con otro derribo o estancamiento del UA93.

Para los faltos de memoria, ese era el avión que misteriosamente desapareció en Pennsilvania, sin dejar rastro alguno de pasaportes, cadáveres, maletas, ropa colas de avión, motores, alas, etc.
Era el que llamaron el avión de los héroes porque la leyenda dice que fueron los ocupantes los que atacaron a los terroristas y se estamparon contra el suelo evitando otro atentado ( apesta a hollywood).

Aquí lo que dijeron que fue:



Y aquí, lo que dicen que hay del MH17:




Hay coas que me chocan.
Si a un avión le alcanza un misil a una altitud de crucero, y le alcanza de lleno, a la velocidad que va, los impactos y sólo por las leyes físicas tendrían que estar desperdigados en un radio enorme.
Si un avión impacta en picado casi sobre el suelo, a alta velocidad, el cráter y sus alrededores tendrían que estar llenos de fragmentos de todo tipo.

Rizando un poco, claro que no sé cuando se ha filmado este video del MH17, y pensando en el MH370, igual esta es la mejor forma de dar salida a unos cuerpos que nunca fueron?
Más que atacados por un misíl parece que han salido del mar, ahogados.
Acostumbrados deberíamos estar a la manipulación y propaganda, más cuando todos los medios se han apresurado en hacerse eco de la casa blanca acusando a Rusia de estar detrás de esta catástrofe.

He aquí la cuestión: acaso estos dos aviones caídos son realmente lo que dicen los medios?
Estamos ante otro ataque de falsa bandera como ha quedado patente con el 11S?
Que cada uno se lo piense y se lo haga mirar si todo está tan claro como parece.

Operación salvar a Bibi

por Gilad Atzmon





The IDF launched a vast ground operation in Gaza last night. Until now, Israel has failed to articulate its military objectives. No one in Israel is willing to commit to a definition of what a victory would look like. I am afraid that the military objective is obvious: saving Netanyahu’s political career.

Prime Minister Netanyahu and his defense minister Moshe Ya’alon have no other options. The two have tried to avoid a ground operation. Like most IDF leaders, Netanyahu and Ya’alon know that the Israeli army lacks the capability to counter Gaza’s ballistic defiance. Israel lost its power of deterrence a while ago. Instead, it developed impressive technology to deal with a ballistic threat. The Israeli Iron Dome anti-missile system performed exceptionally well, however, strategically, it proved counter effective. It liberated Hamas and other organisations in Gaza to unleash their rockets arsenal against Israeli cities, putting Israel on the defence while maintaining an ethical position since no one was getting hurt.

From a military perspective, this exposes a unique shift. The Hamas and IDF have swapped military doctrines. While in the past, Israel and the IDF were associated with the offensive doctrine philosophy – the belief that “attack is the best form of defence.” Now the Hamas and other Palestinian freedom fighters are calling the shots and seeking engagement.


Both Netanyahu and Ya’alon are special-forces veterans. They have an excellent understanding of the military situation and they have been witness to the persistent resilient spirit in Gaza. They also realise that considering the growing isolation of the Jewish State, Israel’s options are limited. PM Netanyahu and Minister Ya’alon know that a ground operation is not going to stop the missiles unless the entire Gaza strip is dug out. Israel doesn’t posses the military might to engage in such an operation nor does it enjoy the diplomatic ability to sustain such an extended assault.

For days PM Netanyahu has been pushed by hardliners within his cabinet. He has to show some commitment to the hawkish ideology he has advocated for years. The Israelis need revenge. After all, they have been humiliated by Palestinian resistance for days. They need something to cheer them up and Netanyahu knows what it is. The footage of Israeli soldiers marching into other people’s territory is a collective ecstatic moment in the Jewish State. A reminder that the atmosphere usually changes once Israeli soldiers are sent back home in coffins. But that happens later.

miércoles, 16 de julio de 2014

¿Y Palestina?

Sí. Palestina. por mucho que google intente corregirme el texto, no es Israel, es Palestina, y concretamente la palestina ocupada, y la otra asediada.

Otra de esas operaciones basadas en la mentira y en el engaño donde ya no cuela absolutamente nada, salvo si lees la mass mierda afín ( todos). O ves la tele de los mismos, o escuchas la radio de los mismos, o ves incluso sus películas.

Las justificaciones barajadas a lo largo de las últimas décadas para masacrar, asesinar y aniquilar a un pueblo con sus derechos son de una índole inconcebible a cualquier nivel. No obstante, los monos de la ONU y de su consejo de seguridad, se la trae al pairo.

Es lo de siempre: es que los otros han hecho, han matado o han "....." donde los puntos suspensivos cada x tiempo se pueden rellenar por algo que siempre Israel ha provocado, permitido, fomentado, pagado, patrocinado, o incluso cometido.

En un conflicto de este calibre, todo es voluble. Todo es manejable, y más los judíos, que se mueven ese terreno como nadie, sabiendose impunes e intocables.

En este caso dicen que 3 chavales han muerto asesinados.
Y qué es lo que hace la "única democracia teocrática" ?
Directamente condena a toda palestina, sin juicio, ni pruebas ni abogados ni nada.
Es como un Nuremberg contínuo, salvo que ni siquiera se mantienen las formas. Total para qué. Si ya las formas se han perdido, y les da igual porque se saben intocables, inviolables, y si a ellos les sale de los cojones matar a algún bandarra judío como han hecho otros, p.ej los yankis, pues ellos no van a ser menos.
Se supone que unos les matan a 3, ellos matan a 1 de una forma  más que salvaje y animal y ya tienes ahí masa madre para liarla padre.

Objetivos militares?
Me rio por no llorar.
Matar a civiles no es un objetivo militar salvo que seas un estado criminal, asesino y racista.
Vaya, coincide. Israel lo es.

Lo peor no es eso.
Lo peor es que esto lleva años. Lo peor es que las guerras de Israel que ha engendrado odio y muerte por todas partes ( sí, no sólo en esa zona), no han aportado absolutamente ninguna solución.
Lo peor es que esa supuesta democracia que tanto adora el Norte ( lease occidente, el capitalismo, o el imperio) no causa más que problemas.
Tiene una política supeditada a unas promesas militares que nunca llegan a fraguar.
Cuando la política de un país( por llamrlo algo) está supeditada a las conquistas, progresos y objetivos militares: algo falla.
El batacazo de 2006 contra Hezbollah, se llevó por delante a unos cuantos militares y "gobernantes".
Desde entonces no levantan cabeza.

Israel sigue intentando lo único que sabe hacer: MATAR.
Pero eso, no puede ser eterno. No es viable.
Los palestinos han aprendido. Muchos han aprendido. Hezbollah ha aprendido. Todos han aprendido.
Civiles y resistentes. Eso no es viable y acabará estrellándose.
Quieren seguridad pero generan violencia.
Juegan a negociar, pero engañan, y luego van matando, usurpando y conquistando.
Ese juego, para ellos, ya no vale para nadie. Si siguen jugando con esa pelota, les va a estallar. en las manos.

Es más que posible que los colonos, y todos los judíos emigrados a la tierra prometida, tengan más miedo y estén más aterrados que los palestinos.
Pues eso es lo que tienen, apoyan, fomentan, les venden y además participan.

Los Palestions:
Es SU tierra. Son SUS olivos. Son SUS casas. Son SUS raíces.

Morirá mucha gente, la prensa dirá que se han conseguido los objetivos militares igual que en 2006, habrá dimisiones, escandalos, y seguirá el ciclo éste, hasta que algún X lo pare.

Las cifras rondan los 200 muertos según el sistema y más de 2000 heridos.
 No me lo creo, pero asumiendo que fuera cierto, el mundo tendría que estar en rebeldía con apoyo proporcionado a Israel.
Se supone que unos atentados terrorista en España, mataron a menos gente, y hubo desde manifestaciones, pasando por mentiras, hasta un cambio de gobierno.



martes, 15 de julio de 2014

Demasiadas casualidades

Debería ser un axioma que la realidad siempre supera la ficción. No está claro si en cantidad pero sí en calidad.
Hollywood se encarga de la cantidad y camuflar la realidad.

Los que sepan de falsas banderas lo entenderán a la primera y lo saben quizás ya, pero el ánimo de difusión me lleva a los siguiente:

.- Durante el 11S ( el atentado de las torres gemelas), se estaba simulando a nivel nacional en EE.UU un simulacro de ataque terrorista.




.- Durante Marzo de 2004 ( 11M) en Madrid se estaba simulando otro atentado terrorista liderado por la OTAN y todos sus servicios especiales, que entraron en España como pedro por su casa.



.- Durante el atentado del 7/7/2005 en Londres se estaba llevando a cabo otro simulacro de atentados terroristas.



En cuanto a atentados terroristas, queda meridianamente claro. Lo que hay que ver en esas situaciones es que en todas, absolutamente todas, todos los estamentos gubernamentales y militares estaban al tanto de ese simulacro.
La situación idónea para liarla parda.
La situación perfecta para que los buenos sena malos, y que los que se dice que son buenos acusen a los que se dice que son malos de todo.
En los tres casos aplica.

No creo en las casualidades.
No creo en acontecimientos fortuitos que degeneran en situaciones salvajes, donde como siempre si buscas al beneficiado encuentras al culpable.

El 19 de Noviembre de 2010 ocurrió una tragedia en Pike River: un accidente minero. Nueva Zelanda.
La casualidad obliga a decir que ese fue el momento en que coincidió con el mayor simulacro de desastre jamás organizado en Nueva Zelanda, donde, hasta acudieron expertos estadounidenses.
No era un simulacro de ataque terrorista como antes: era un simulacro de un desastre natural!



Dejo al lector investigar estos casos y las coincidencias temporales de las cosas, para ver si me equivoco en pensar que no es casual.

lunes, 14 de julio de 2014

Quién controla Google


Israeli Prime Minister Netanyahu's Google Doodle. Source: P.M. Netanyahu / Facebook.
El Primer Ministro de Israel, Netanyahu, retoca el logo de Google en su facebook.
Para ver los miembros directivos, pulsa aquí.
No se pierde ni una reunión del Club Bilderberg. Ocupó altos cargos anteriormente dentro de la empresa de software judía Sun Microsystems.
Yo no me pondría esas gafas.
Licenciado en Derecho por la Universidad de Stanford.

Para ver los miembros de la Junta directiva, entra aquí.
Otro judío educado en Stanford.
John L. Hennessy (europeo)
Educado en la universidad de Stanford. Como podemos observar, los altos cargos lo ocupan bien judíos o no-judíos educados en universidades de élite, dentro de esferas de influencia judía/jesuita.
Ann Mather (White European)
Se educó en la Universidad de Cambridge (reservada para la élite). Antes de trabajar en Google, pasó por distintas productoras judías, como Paramount Pictures, Walt Disney o Buena Vista International.
Se educó en St Ignatius’ College, un colegio jesuita. No se puede negar que tenga rasgos judíos.
K. Ram Shriram (indio)
Se educó en Loyola College, un colegio jesuita en la India. Y, posteriormente, en la Universidad de Madras (también jesuita). Antes de trabajar en Google, ocupó altos cargos dentro de Amazon. Todo está conectado: Amazon – Google – Facebook – IBM, etc.
Shirley M. Tilghman (casada con el judío Joseph Tilghman)
También fue directora de Princeton (universidad de élite) de 2001 a 2013.
De los 6 puestos directivos de Google, 4 son judíos o están casados con judíos. Es decir, un 67%. De los 10 directores, 4 son judíos o están casados con judíos (40%). Todos sin excepción se han educado en Universidades de élite (principalmente en Stanford y Princeton), 2 de ellos en colegios jesuitas. Los Judíos representan aproximadamente el 2% de la población en los EE.UU.. Por lo tanto, los judíos están sobrerrepresentados en la directiva de Google 33,5 veces (3350%) y, entre los directores, 20 veces (2000%).
Los Judíos no están sobrerrepresentados en las altas esferas por los méritos o talento que puedan disfrutar a nivel individual. Se llama “Network”, o “enchufe”, contactos. Los puestos de poder son, en primer lugar, puestos de confianza. Los judíos se promueven entre ellos, y excluyen al resto.
Lo que marca la diferencia es la influencia de su colectivo, sin lugar a dudas el mejor organizado, el más etnocéntrico y consciente de su identidad que existe sobre la Tierra. Sólo así se pueden alcanzar semejantes cifras de sobrerrepresentación.